Left Continuar la compra
Pedido

Su carrito actualmente está vacío.

¡Bienvenido a nuestra nueva web! Actualiza tu registro en "Mi cuenta"
Separación de pareja y animal de compañía. Cómo gestionarlo

Separación de pareja y animal de compañía. Cómo gestionarlo

La ruptura de una relación siempre es estresante. Cuando se combinan la separación de pareja y animal de compañía, la ansiedad generada puede ser incluso mayor. Por eso hoy te damos algunas pautas prácticas para gestionar esta situación lo mejor posible.

¿Por qué es tan dolorosa la separación de pareja y animal de compañía?
La razón principal es que la mayoría de nosotros consideramos a nuestros peludos como miembros de la familia. De hecho, incluso las leyes apuntan en esta dirección y se ha aprobado una norma para que, a efectos jurídicos, los animales dejen de ser considerados cosas.

A pesar de todo, en España todavía no existe una normativa que establezca las normas de la custodia en caso de animales, por eso el caso de la separación de pareja y animal de compañía es tan difícil de gestionar a nivel tanto práctico como emocional.

Sin embargo, hay algunas cosas que puedes tener en cuenta para que la situación sea lo más llevadera posible.

Pasos a dar para gestionar la separación de pareja y animal de compañía
Lo mejor a la hora de decidir qué sucederá con la custodia de vuestro mejor amigo, es llegar un acuerdo. Si no es posible, la segunda mejor opción es la mediación. El motivo es que, al no haber una legislación específica al respecto, lo que pueda suceder en un juicio es totalmente impredecible.

Dependiendo del tipo de separación al que te enfrentes, estas conversaciones pueden resultar muy duras. Sin embargo, es necesario confiar en que ambos queréis lo mejor para vuestro peludo.

Si el animal de compañía que compartís es un perro, quizá la custodia compartida no sea lo mejor. Piensa que lo más importante es él y que estará mejor con aquel miembro de la pareja que pueda hacerse cargo de sus necesidades tanto económicas (comida, veterinario, juguetes, etc.) como logísticas (paseos, juego, compañía).

En el caso de los gatos, la regla general es que es mejor que se queden en el lugar al que se han acostumbrado, ya que los felinos son muy sensibles a los cambios de escenario. Sin embargo, si una de las dos partes puede cuidar mejor del animal, su lugar de residencia es algo que podáis negociar.

¿Cómo reaccionan los animales a las rupturas de pareja?
Uno de los motivos para el cambio legislativo al que asistimos en España es que por fin se admite que los animales son seres vivos con sensibilidad. Así que no debe extrañarte que vuestra separación de pareja les afecte. Esto quiere decir que es posible que, durante el proceso de separación, notes cambios en su comportamiento. Lo ideal es que no discutáis delante del animal y que os tratéis con el mayor respeto en todo momento.

Si ves que de todas formas tu mejor amigo está demasiado tenso, lo notas estresado o su conducta ha cambiado drásticamente, puedes probar a usar un difusor de hormonas, como Feliway o Adaptil.

La separación de pareja y animal de compañía no será más sencilla emocionalmente, pero atajar los problemas prácticos siempre ayuda. Desde Mascoteros te deseamos la mejor de las suertes.