Left Continuar la compra
Pedido

Su carrito actualmente está vacío.

Código: AHORRA5, 5% DTO - Compra mín 89€ / Código: AHORRA3, 3% DTO, Compra mín. 59€
publish

Cómo enseñar a tu cachorro a hacer sus necesidades en la calle

Son tan encantadores como alocados, por eso enseñar a tu cachorro es una parte imprescindible de vuestra relación. Hay que saber adecuarse a los tiempos, porque tan improductivo es querer ir demasiado deprisa como retrasar el proceso de aprendizaje. Sin duda, una de las primeras cuestiones que debemos trabajar es la que se refiere a cómo lograr que tu cachorro haga sus necesidades en la calle. Estas son las claves para conseguirlo.

Paciencia y cariño, las mejores herramientas para enseñar a tu cachorro

El proceso de aprendizaje de cualquier animal no difiere mucho del de las personas. Hay que tener claro el objetivo y planificarlo como una progresión de etapas. Por supuesto, sin olvidar las capacidades de comprensión de un perro y la personalidad propia de cada cachorro.

Dicho esto, lo cierto es que existe un método general para enseñar a tu cachorro a hacer sus necesidades en la calle. Solo debes ajustar estas pautas a las reacciones de tu perro. No le exijas más de lo que puede darte en cada momento. Y recuerda que, los castigos y las regañinas no son productivos, un perro aprende con refuerzo positivo.

Pasos para que tu cachorro haga sus necesidades fuera

Antes de enseñar a tu cachorro a orinar en la calle es importante que aprenda a hacerlo bien dentro de casa. El método más sencillo es colocar papel de periódico humedecido en su propio orín en la zona donde prefieres que haga sus necesidades. Así, él va adquiriendo rutinas y tú compruebas sus reacciones, lo que te sirve para anticiparte a sus reacciones.

Estos dos elementos facilitarán mucho el resto del proceso que, básicamente, consiste en:

1. Elección del momento

Un cachorro de perro no tiene el instinto innato como el gato de hacer sus necesidades en el lugar correcto. Además, su capacidad física de aguantar el pis es de solo de 2 horas cuando tiene tres meses. Por lo tanto, antes de los 4 meses es imposible enseñar a tu cachorro a controlarse. Acelerarlo solamente os provocará frustración a los dos.

2. Supervisar el proceso

Es muy interesante que estés presente cuando el cachorro hace sus necesidades para premiar sus aciertos y corregir errores. Ten en cuenta que tienden a hacerlo en determinados momentos que son los que debes aprovechar para sacarle:

  • recién levantados
  • nada más comer
  • después de mucha actividad
  • cuando ves que olfatea el suelo
  • si le notas especialmente nervioso

3. Frecuencia y cantidad de paseos

Para enseñar a tu cachorro al principio los paseos deben ser más frecuentes y cortos. Lo ideal es que salgáis cada 2-4 horas durante unos 10 minutos, eligiendo zonas tranquilas para que no se asuste o distraiga. Es fundamental que no regreses inmediatamente después de que haga sus necesidades, porque se puede confundir y pensar que es un castigo.

4. Rutinas estables para enseñar a tu cachorro

Los perros son animales de costumbres, así que los horarios de los paseos deben ser siempre a la misma hora. Repite la misma ruta, deteniéndote en el lugar adecuado y premiando una vez ha hecho correctamente sus necesidades.

El proceso de enseñar a tu cachorro a hacer sus necesidades fuera puede prolongarse meses, no lo olvides. Una correa cómoda y algún juguete de recompensa pueden ayudarte a conseguirlo más fácilmente. En nuestra tienda online encontrarás todo lo que necesitas para hacer más llevadero este proceso.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados