Left Continuar la compra
Pedido

Su carrito actualmente está vacío.

Código: AHORRA5, 5% DTO - Compra mín 89€ / Código: AHORRA3, 3% DTO, Compra mín. 59€
Perro cepillo de dientes

¿Cómo eliminar el mal aliento de mi perro?

En la mayor parte de los casos, el mal aliento de nuestro perro es el síntoma de una higiene dental insuficiente o incorrecta. Una dieta poco saludable y la vida sedentaria son factores que influyen en las características del aliento de nuestro can. Puede aparecer tras infecciones bucales, problemas de encías, diabetes, trastornos digestivos o urinarios.

Pongámonos en el mejor de los supuestos y veamos, a continuación, qué podemos hacer para combatir la halitosis de más leve pronóstico de nuestros canes.

 

Causas comunes del mal aliento en perros

Las causas habituales del mal aliento en perros son numerosas y variadas, por lo que no existe un único tratamiento para este trastorno. Entre los motivos más usuales, encontramos:
  • Trastornos localizados en la boca, como la caries, el sarro, la enfermedad periodontal –gingivitis y periodontitis– u otras patologías infecciosas.
  • Infecciones en la faringe, que pueden ser bacterianas, víricas o bien originadas por hongos.
  • Patologías del sistema digestivo; un olor fétido estaría asociado a afecciones hepáticas, con otros síntomas como inapetencia, astenia o vómitos.
  • Complicaciones del aparato respiratorio, como la inflamación de los conductos nasales –rinitis– o la inflamación de los senos –sinusitis– pueden generar mal aliento en perros.
  • Infecciones o trastornos renales; en estos casos, es característico el olor del aliento similar al de la orina.
  • Diabetes; si estamos ante un olor afrutado, posiblemente la causa del mal olor radique en esta enfermedad; es propio de este trastorno el hecho de beber y orinar exageradamente.
  • Pienso con pescado; el olor a pescado que emiten algunos perros suele producirse cuando el pienso contiene este alimento; si no es el caso, probablemente se deba a una acumulación excesiva de sarro.

Pasos a seguir para combatir el mal aliento en perros:

Siempre que no sea causado por enfermedades, anota los siguientes consejos para luchar contra el mal aliento.

 

1. Limpieza

Es la norma fundamental:
  • Recuerda lavarle los dientes a tu perro una vez a la semana:
  • El cepillo de dientes debe estar bien visible para no olvidarnos de esta rutina.
  • Nunca uses tus pastas y colutorios de higiene dental con tu perro.
  • Encontrará diversos productos específicos para limpiarle los dientes: cepillos diseñados para perros según el tamaño y raza, pastas caninas, aerosoles o soluciones bucales.

No olvides que el mal aliento en perros es tan solo una señal de alarme. El descuido de la higiene bucal se manifiesta pronto con la aparición de sarro; además, la falta de higiene se refleja en numerosos trastornos dentales a partir de los tres años de edad.

Consulta nuestro artículo “Cómo limpiar los dientes de un perro” para hacerlo correctamente.

2. Alimentación

Procuraremos ofrecerle a nuestro perro una dieta equilibrada, que contenga alimentos saludables y de calidad, como pavo, pollo, huevos o hígado y rica en productos frescos.

Las dietas excesivas en carne son más proclives a causar sarro y mal aliento en perros, por encima de las basadas en vegetales; suelen dejar más restos entre los resquicios dentales y molares; esto favorece la proliferación de bacterias y el consabido mal olor.

Si tenemos que elegir entre dieta seca de calidad o alimento enlatado, nos decantaremos por las bolas de pienso; ofrecen un mayor equilibrio nutricional y limpian la dentadura canina.

 

3. Apio, manzanas y zanahoria

Un trío vitamínico de crujientes, que actúan como cepillos dentales; combaten y previenen el mal aliento en perros de manera efectiva, puesto que contribuyen a eliminar la placa bacteriana y sanear los dientes y las encías; no olvides incluirlos de manera regular en la dieta de tu can.

 

4. Canela, aceite de coco y perejil

La canela, antibacteriana, antioxidante y antiinflamatoria, contribuye a la mejoría del aliento de tu perro; con una cucharadita en la comida unos dos tres días a la semana, bastará.

Una cucharadita de aceite de coco virgen en la dieta le irá de perlas a tu can, para combatir el mal aliento y además reforzará su sistema inmunitario, y añadirá lozanía a su pelo y piel.

Si añades unas hojitas de perejil en la comida, también estarás contribuyendo a atenuar su mal aliento; otra opción es que lo tome en forma de tisana, mezclado con el alimento.

5. Hábitos de vida

Recuerda que los hábitos de vida influyen enormemente en el aliento de tu perro; así que su aliento dependerá de si es un animal que lleva una vida activa o sedentaria. El perro necesita mantener su organismo en forma para tener un buen estado general saludable; por eso es necesario que lo lleves a pasear o corretear un par de veces diariamente, pero no sólo a la vuelta de la manzana, sino un señor paseo.

 

6. Aperitivos, barritas y juguetes

Le daremos a nuestro can snacks y golosinas, para que los mastique; tienen texturas y formas que le ayudan a fortalecer y limpiar su dentadura. Son útiles contra el mal aliento en perros.

 

7. Agua filtrada

Conviene que le des a tu perro agua filtrada; evitarás el exceso de cal y la aparición precoz del sarro; si ya tienes un dispositivo de filtración en casa, te será fácil ponerle en su bebedero un agua limpia y con menos residuos, pesticidas y cloro.

 

8. Revisión veterinaria

Como hábito regular, te recomendamos llevar a tu perro al veterinario, al menos una vez al año, y más en casos puntuales; el médico le practicará un reconocimiento general, revisará el estado de su boca y prescribirá las limpiezas necesarias, que le ayudarán a mantener a raya la placa bacteriana y el mal aliento.

Si tienes un can de raza pequeña –chihuahua, perro pekinés, bichón maltés–, con más motivo, pues tienen más probabilidad de acumular sarro; a estos peques, recuerda llevarlos sin falta a partir de los 3 años de edad.

 

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados