Left Continuar la compra
Pedido

Su carrito actualmente está vacío.

Código: AHORRA5, 5% DTO - Compra mín 89€ / Código: AHORRA3, 3% DTO, Compra mín. 59€
publish

¿Cómo llevar a mi animal en coche?

Son numerosas las situaciones en las que tenemos que llevar un animal en coche. Por su seguridad y por la tuya, es importante que sepas cuál es la forma correcta de hacerlo. Nos ocupamos de que tengas toda la información. ¡Es más sencillo de lo que crees!

¿Por qué hay normas para viajar con un animal en coche?

Es crucial que entiendas que este es un problema que va más allá de que te pillen y te pongan una multa. Un animal que va en un coche es considerado como un ocupante más del mismo y, por tanto, debe ir igual de sujeto y protegido que el resto. Pero, además de su seguridad, un animal suelto en un vehículo implica ciertos riesgos:

  • Es un elemento de distracción
  • Puede interferir en el funcionamiento del coche: pisar pedales, impedir que se use el cambio de marchas…
  • Afecta a la seguridad del resto de ciudadanos, por ejemplo, cuando un perro va con la cabeza fuera de la ventanilla.
  • Es un factor que agrava el impacto del resto de ocupantes en caso de un frenazo.

Normativa para viajar con animales en un automóvil

Queda claro que la regulación de la presencia de un animal en coche es imprescindible. Se trata, sobre todo, de utilizar sistemas de retención homologados que se han sometido a la exigente normativa europea (ECE R17 o DIN 75410-2) y que se articulan en función de la talla y peso del animal.

Básicamente, hay tres sistemas disponibles para viajar con un animal en coche:

  1. Transportines: Probablemente el método más seguro. En el caso de animales de gran tamaño, debes colocarlo en el maletero, apoyado en el respaldo y colocado transversalmente. Si es de dimensiones más reducidas, debe ir en el suelo de los asientos traseros del habitáculo. Nunca lo coloques sobre el asiento, sujeto por el cinturón de seguridad.
  2. Arneses: Solo aconsejables para perros. Si te decides por este sistema, ten en cuenta la longitud del animal y los dispositivos Isofix. Pero, sobre todo, valora esta opción pensando que si se enganchan al collar de tu perro no vas a inmovilizarle, con el consiguiente riesgo que implica su movilidad.
  3. Rejillas: Habilitan un espacio separado entre el maletero y el resto del vehículo. Solamente se recomiendan para animales de gran tamaño. Es importante que compruebes la estabilidad de la rejilla y, también, del respaldo al que va acoplada. En este sentido, las rejillas más seguras son las que ocupan desde el suelo al techo, cumpliendo la norma DIN 75410-2.

Consejos para viajar con animales

Por último, independientemente del sistema de retención que elijas, te proponemos algunas recomendaciones que te resultarán muy útiles:

  • Acostumbra poco a poco a tu animal de compañía a viajar en coche, usando premios y caricias para reforzar su comportamiento.
  • Consulta a tu veterinario si es conveniente medicarle.
  • No cambies su alimentación el día que viaja.
  • Planifica paradas para que se airee y pueda pasear.
  • Ten mucho cuidado con los golpes de calor, no le dejes nunca solo en un coche parado.

En nuestra tienda online vas a encontrar todos los dispositivos homologados que necesitas para llevar un animal en coche. No dudes en consultar con nuestros expertos para que te asesoren sobre la solución que más te conviene.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados